jueves, 22 de noviembre de 2018


Dicen que la naturaleza es sabia. Si quieres tener una piel admirable y no puedes acceder a costosos tratamientos faciales, los tratamientos naturales serán la mejor opción.Antes de comenzar, debes evaluar tu tipo de piel, para potenciar los efectos de los tratamientos naturales. Si aún no lo sabes, descúbrelo ahora mismo.

Piel norma

No presenta oleosidad ni se ve seca, porque posee un equilibrio entre agua y aceite, que la hacen lucir saludable. No se encuentran imperfecciones como granitos, manchas y arrugas.

Piel grasa

Es brillante y se caracteriza por tener granitos y puntos negros. Su textura es gruesa. En algunas zonas, sus poros suelen estar dilatados.

Piel Seca

Es opaca, fina y suele generar sensación de tirantez. Carente de agua y oleosidad, es una piel propensa a las arrugas o líneas de expresión.

Piel mixta

Es una combinación de diferentes tipos de piel. La zona T (mentón, nariz y frente) suele ser oleosa y presentar granitos y poros dilatados, mientras que el resto de la cara, suele poseer rasgos de piel seca o normal.

Una vez que hayas identificado tu tipo de piel, estarás listo para comenzar con los tratamientos naturales. Puedes realizar estos tratamientos una o dos veces por semana. Tu piel te lo agradecerá.

Tratamientos naturales para piel normal

La piel normal no necesita combatir ningún signo graso ni de envejecimiento. Sin embargo, para prolongar este tipo de piel saludable, es recomendable nutrirla e hidratarla periódicamente.
Licuar una manzana y esparcir la mezcla por el rostro. Dejar actuar 10 minutos y enjuagar con abundante agua.

Licuar un pepino e introducirlo en una taza de leche. Mezclar hasta obtener una verdadera leche de pepinos. Distribuir en todo el rostro con pincel o algodón y dejar actuar durante 10 minutos. Enjuagar con abundante agua.


Tratamientos naturales para piel grasa

La piel grasa presenta granitos, poros dilatados y puntos negros que serán convenientes combatir para transformarla en una piel saludable, libre de imperfecciones.

Licuar pepino y adherirle el zumo de dos limones. Distribuir la pasta obtenida por todo el rostro y dejar actuar durante 20 minutos. Retirar con agua.

Mezclar una cucharada de yogurt natural con una cucharada de zumo de limón y una cucharada de zumo de toronja. Aplicar sobre el rostro y dejar actuar 10 minutos. Enjuagar.

Tratamientos naturales para piel seca

La piel seca suele ser delgada, quebradiza y presentar tendencia a arrugas o líneas de expresión. Para combatir la sequedad de tu piel, nada mejor que los tratamientos hidratantes, humectantes y anti edad.
Mezclar una cucharada de aceite de oliva con una yema de huevo batida. Esparcir sobre el rostro y dejar actuar durante 10 minutos. Retirar con agua tibia.

Mezclar una cucharada de germen de trigo con una de aceite de oliva. Distribuir por el rostro realizando masajes circulares ascendentes. Dejar actuar 10 minutos. Retirar con abundante agua templada.

Tratamientos naturales para piel mixta

Las pieles mixtas presentan oleosidad en algunas partes del rostro y sequedad en zonas como contorno de ojos y mejillas. Para transformar la piel mixta en piel normal, deberás hidratarla y nutrirla, evitando los productos oleosos.

Mezclar una cucharada de avena con una clara de huevo batida y el zumo de un limón.  Cuando se convierta en una pasta cremosa, distribuir por todo el rostro. Dejar actuar 15 minutos y enjuagar con abundante agua.

Mezclar una cucharada de avena con una de miel y el zumo de un limón. Esparcir por el rostro limpio y dejar actuar durante 15 minutos. Enjuagar con agua fría.

Ya no tienes excusas para que tu piel se vea jovial y saludable. Realiza los tratamientos de acuerdo a tu tipo de piel, una o dos veces a la semana y en poco tiempo, podrás ver los resultados.

miércoles, 21 de noviembre de 2018

Prevención y causas de la anemia


La falta de alimentación puede ser perjudicar para la salud por eso mismo es aconsejable ingerir alimentos que contienen vitaminas y toda clase de proteínas que pueden fortalecer tu cuerpo y organismo porque está más que claro que tan solo alimentarse con comidas llenas de grasas o chatarra puede llevarte a una severa enfermedad llamada anemia, es por ello que es importante acudir a una clínica para diabéticos, pues estar mal alimentado puede matar tus glóbulos rojos y esto hace que evite llevar tejidos sanos en cualquier parte del cuerpo y por consecuencia te sentirás muy fatigado y cansado a la vez, bueno para evitar esta enfermedad acá mismo te mostrare la prevención y causas de la anemia.

Información sobre la anemia

Hay muchos tipos de anemia que pueden atacar a tu organismo, hay casos donde la anemia puede ser prolongada como también temporal al igual que cambiar de leve a grave sin que te des cuenta de ello, y para esos casos lo mas recomendable seria ir hacia un medico y hacer caso a sus recomendaciones.

Síntomas de la anemia

Estos son los síntomas mas comunes e importantes que debes enterarte para verificar si tienes anemia solo presta atención a lo siguiente:

  • La fatiga es algo que puede darte de un momento a otro sin la necesidad de hacer gran esfuerzo.
  • Si te sientes débil en todo momento déjame decirte que es un típico síntoma de la ausencia de la insulina de acción rápida.
  • Si tienes la piel pálida y amarillenta debes ir a un doctor cuanto antes para una mayor medicación contra la anemia.
  • La dificultad al respirar puede ser muy molesta pero también es un síntoma de la anemia.
  • Los mareos y aturdimientos son algo fundamental si tienes anemia.
  • Si es que sientes las manos heladas junto a los pies en cualquier cambio de clima es porque tienes principios de anemia.
  • Los dolores de cabeza a veces no son cosas que se deben tomar a la ligera ya que puede tratarse de anemia si es ocurre de manera seguida.
  • Los fuertes dolores en el pecho no es algo normal en la vida diaria de una persona y si la tienes de un momento a otro es por causa de la anemia.

Causas de la anemia

Estas son las principales causas de la anemia y por las cuales debes preocuparte así que presta atención a lo siguiente.

  • Anemia por deficiencia de hierro.
  • Anemia por enfermedad crónica.
  • Anemia aplásica.
  • Anemia asociada con enfermedades de la medula ósea.
  • Anemia por deficiencia vitamínica.
  • Anemias hemolíticas.
  • Anemias células falciformes.

Prevención para la anemia

Hay mucho tipo de anemia y sedentarismo de las cuales puedes enfermarte, pero la gran mayoría por no decir todas se pueden prevenir o contrarrestar con una variedad de alimentos que pueden ser ricas en vitaminas, proteínas y entre otras más.

Hierro

La carne de res y entre otro tipo de carnes contienen una buena cantidad de hierro además que también las menestras como los frejoles, lentejas y vegetales de hojas verdes pueden ayudar mucho.

Vitamina B-12

Los lácteos son los principales requisitos que debes digerir si deseas vitaminas B-12 al igual que la soja y cereales fortificados.

Vitamina C

Las frutas y jugos cítricos y entre otros de su clase puede ser muy beneficioso para ti.