domingo, 9 de diciembre de 2018


Cuando la ortodoncia se iniciaba como especialidad, más o menos a fines del siglo pasado, se dio prioridad a la atención de niños y adolescentes en la corrección de sus dientes en mala posición. Como eran pocos los ortodoncistas y muchos los pacientes jóvenes que requerían el tratamiento, había poca tendencia en alentar la ortodoncia en pacientes adultos.

Por otra parte, las condiciones de los Paneles Solares en México actuales han llevado a las personas a buscar una mejor apariencia. La elaboración de aparatos cada más pequeños y que pasan casi inadvertidos, como los de porcelana o plástico, permiten que, los pacientes se sientan más cómodos, al mismo tiempo que mejoran su fisonomía.

De esta forma se han creado dos diferentes usos de los paneles de energia solar de pacientes adultos:

  1. Los que deseaban recibir tratamiento durante su juventud; pero que, por alguna razón, no pudieron.
  2. Los pacientes que presentan problemas odontológicos de otra índole y que se les recomienda el tratamiento de ortodoncia para obtener mejores resultados.

Es importante remarcar que existen diferencias en el tratamiento de un adolescente y de un adulto, entre ellas destacan las de que este último presenta un hueso más calcificado; ya no presenta crecimiento esquelético; tiende más a sufrir problemas de encías, de articulación, de restauraciones defectuosas; así como de presentar extracciones ya realizadas y que complican el diagnóstico.

Por lo regular requieren de un tratamiento en equipo con otros especialistas para que las condiciones anteriores no alteren el curso del procedimiento ortodóncico, y se obtengan excelentes resultados.

En ocasiones todos los problemas que pudieran presentarse se “aminoran”ante la situación de que los adultos son pacientes más cooperadores por estar  más conscientes de su problemática, sea estética, funcional o combinada.

Es por eso que si a principios del siglo fue un tabú la ortodoncia en pacientes adultos, hoy usted tiene la suerte de vivir en una época en la que este tratamiento se utiliza cada vez con mayor frecuencia ¡PIÉNSELO, también usted se lo merece!