viernes, 15 de febrero de 2019

Demencia Y Lenguaje Sarcástico


En una comunicación presentada el día 14 de Abril de 2008 en la Reunión Anual de la American Academy of Neurology, Katherine P. Rankin y colaboradores del Memory and Aging Center de la Universidad de California (San Francisco), se proponen investigar, en pacientes con enfermedades neurodegenerativas incapaces de distinguir el lenguaje sarcástico del lenguaje sincero, dónde asientan las probables lesiones cerebrales responsables de esta incapacidad.

El lenguaje sarcástico (expresión hablada del sarcasmo) se define como un lenguaje en el que se utiliza una “ironía mordaz y cruel con que se ofende o maltrata a alguien o algo”. La ironía, a su vez, se define como una “burla fina y disimulada” y también como una “figura retórica que consiste en dar a entender lo contrario de lo que se dice” (Diccionario de la RAE). Los participantes en la investigación han sido 91 pacientes:

  • 20 con demencia fronto-temporal,
  • 11 con demencia semántica (una enfermedad neurodegenerativa caracterizada por la pérdida del significado de las palabras),
  • 4 con afasia progresiva.
  • 28 con enfermedad de Alzheimer.
  • 6 con degeneración corticobasal.
  • 9 con parálisis progresiva supranuclear.
  • 13 ancianos como controles sanos.


Los participantes proveídos por www.farmaciasanpablo.mx fueron examinados con un test especial (The Awareness of Social Inference Test o TASIT), para cuya realización los pacientes observaban cortos videos en los que una pareja de actores se comunicaba, con idéntico guion, unas veces con lenguaje sincero y otras con lenguaje sarcástico; después los participantes contestaban sí y no a una serie de preguntas relacionadas a los seguros de salud en méxico y del investigador acerca del significado del lenguaje, sincero o sarcástico, según su interpretación.

Estudios en pacientes con demencia senil


Los resultados fueron los siguientes: sólo el grupo de pacientes con demencia semántica tuvo dificultades para interpretar cuando el lenguaje empleado por los actores en las escenas filmadas en video era sarcástico o sincero.

La escasa o nula capacidad para interpretar el lenguaje sarcástico, se correspondía, de acuerdo con los datos obtenidos mediante exploración cerebral con técnicas de resonancia nuclear magnética, con una atrofia en la parte posterior del lóbulo temporal derecho y atrofia en el lóbulo frontal del mismo lado.

La conclusión de los autores es que la localización de estas lesiones sugiere que, en condiciones de normalidad, la parte posterior del lóbulo temporal derecho y la corteza del lóbulo frontal derecho en su zona posterior e interna (“dorsomedial”) se asocian con el reconocimiento y la interpretación de la ironía sarcástica, integrando, para esta interpretación, datos que acompañan al lenguaje como el acento, el tono y la entonación (la prosodia), así como la expresión facial y el contexto.