domingo, 17 de febrero de 2019


En un artículo publicado en la prestigiosa revista Journal of Clinical Investigation, en el número de Marzo de 2005, investigadores de la New York University School of Medicine demuestran por primera vez que la infección latente de los linfocitos B por el virus del herpes asociado con el sarcoma de Kaposi (KSHV) puede ser liquidada por el ácido glycirrízico (GA), un compuesto constituyente (del 6% al 8%) de la raíz de regaliz, del que ya se conocían sus efectos antivirales.

El regaliz (Liquorice en inglés, Reglisse en francés, Regolizia en italiano, Lacrisse o Lakriz en alemán) es un extracto de la raíz de la planta clasificada como Glycyrrhiza glabra (el nombre Glycyrrhiza, derivado del griego, significa raíz dulce), aunque también consta en la Farmacopea como Liquiritia officinalis.

Cientos de toneladas del extracto de regaliz son exportadas anualmente por España, Italia, Rusia, Alemania y Francia. El ácido glicirrízico (GA) estaba ya reconocido como un agente terapéutico en la práctica clínica. En el Japón es utilizado para el tratamiento de la hepatitis viral crónica, descendiendo el nivel de las transaminasas. También muestra el GA efectos antiinflamatorios.

Cómo evitar el virus del herpes


Aunque ya era conocido que el GA inhibe la replicación del virus del herpes, sus efectos sobre la infección latente del herpesvirus asociado con el desarrollo del sarcoma de Kaposi no habían sido estudiados.

La latencia de un virus en el interior de una célula es un complejo proceso en el cual entre moléculas represoras de la célula que funciona como huésped del virus y las proteínas de éste, se establece un estado de equilibrio inestable.

Lo que los investigadores de la New York University School of Medicine demuestran es que mediante la actividad de la pequeña molécula del GA se altera la expresión de los genes del virus que son los responsables del estado de latencia y, al tiempo, el propio ácido glicirrízico promueve selectivamente la muerte programada (apoptosis) de la célula que alberga el virus del herpes. Hasta ahora, todos los fármacos disponibles se han mostrado inefectivos contra la infección latente de los linfocitos B.

Los autores esperan que este hallazgo pueda contribuir al desarrollo de nuevos fármacos para combatir las infecciones virales en estado de latencia.