jueves, 11 de julio de 2019


La flexibilidad es un factor crítico para alcanzar la actividad física óptima y prevenir lesiones, pero muchas veces no se utiliza o no se le presta atención. El estirarse es una de las formas más eficaces para aliviar el dolor crónico. Si no realizas ejercicios de calentamiento o estiramiento antes de hacer ejercicio, en un mundo en donde todos nos sentamos todo el día, tus músculos estarán tensos y muy probablemente sentirás dolor.

El American College of Sports Medicine (ACSM) recomienda ejercicios de flexibilidad en sus más recientes guías para el ejercicio en adultos. Los expertos en esta institución aconsejan hacerlo por lo menos 2 o tres días a la semana.

El yoga y las clases de tai chi, que enseñan técnicas adecuadas de calentamiento continúan siendo muy populares en clubes deportivos. El equipo de ejercicio que se diseña hoy en día como "Flexmaster" o "Leg Stretcher" están diseñados para que las personas aumenten la flexibilidad.

En realidad los equipos no son tan necesarios dice Lawrence Golding, un profesor de fisiología del ejercicio de la Universidad de Nevada en Las Vegas. "Pero la mayoría de las personas incrementan su flexibilidad con algunos ejercicios de estiramiento".

En contra de las creencias populares, "no necesitan perder la flexibilidad con la edad", dijo Golding, quien ha obtenido información de casi 1,000 adultos que han tomado su clase de ejercicio desde 1975. En realidad, lo tieso o duro de los movimientos que las personas asocian con la edad es por desuso. Si haces ejercicios de estiramiento puedes mantener tu flexibilidad.

Importancia de estirarse


El estirarse es especialmente importante para adultos mayores, debido a que puede prevenir las lesiones y prevenir las caídas. Si te vas a caer y tienes flexibilidad vas a poder evitarlo.

El estiramiento es esencial para las personas que se la pasan sentada todo el día dice el gurú del estiramiento Bob Anderson cuyo libro "Stretching de Shelter Publications ha vendido más de 2 millones de copias por todo el mundo. "El mayor promotor de la inflexibilidad es el estar sentado—especialmente sentado con estrés", dice.

Ciertos ejercicios—como correr o andar en bicicleta—también pueden endurecer los músculos, dice Anderson quien aconseja estirarse antes y después de hacer ejercicio.

Muchas personas tienen problemas al estirarse, comenta, "debido a que no saben cómo hacerlo de una forma fácil y moderada. El estirarse debe de ser relajado y natural como bostezar."

Desgraciadamente, las personas convierten el estirarse en un concurso. "Ellos ven a la persona a su lado tocarse sus dedos y sienten que es lo que deben de hacer", dice Anderson. "Sin embargo, el estirarse no es una competencia, es algo muy individual".

Mientras existen algunas diferencias de opinión sobre los diversos métodos de flexibilidad, la mayoría de los expertos están de acuerdo con las siguientes tips:

  1. Estírate antes del ejercicio.
  2. Calienta con movimientos ligeros al principio como caminar, estirarte ligeramente antes de comenzar una actividad.
  3. Utiliza movimientos fáciles y rítmicos que te ayudarán a la actividad que realizarás.
  4. No botes o estires un músculo demasiado.
  5. Considera el estirarte mientras estás en la bañera o después de un baño caliente.
  6. Estírate diariamente.

Si no tienes tiempo, el estirar los principales grupos de músculos (cuello, hombros, torso, espalda, caderas y piernas) dos o tres veces a la semana te traerá beneficios importantes. Por lo menos, estírate por 5 minutos antes y después de cada sesión de ejercicio.